Saltar al contenido

Tratamientos y soluciones para la disfunción eréctil (DE)

tratamientos y soluciones rápidas disfunción eréctil impotencia

Los mejores tratamientos y soluciones para curar la impotencia o disfunción eréctil son los siguientes.

1. Terapia psicológica

El consejo de un experto o la terapia a nivel psicológico, que se puede realizar terapia solo o en pareja, tiene una duración de entre 5 y 20 sesiones con un terapeuta sexual. Una sesión suele durar una hora y realizarse cada semana o dos semanas.

La terapia sexual es útil para tratar la disfunción eréctil si se es capaz erección normal, por ejemplo, por la noche mientras se duerme (erecciones nocturnas) o al despertarse. Es decir, si se goza de buena salud y la disfunción eréctil no tiene un origen físico.

La terapia es especialmente útil cuando la disfunción eréctil es causada por el estrés en el trabajo, las preocupaciones económicas o los conflictos y mala comunicación en la relación de pareja.

¿Funciona la terapia sexual?

Cuando el hombre asiste a terapia solo, los porcentajes de éxito son más bajos. Sin embargo, los estudios han demostrado que en los casos relacionados con el estrés, asistir a terapia con a la pareja resuelve el problema entre un 50% y el 70% de las ocasiones. Es poco probable que la terapia sexual funcione si se abandona el tratamiento después de sólo una o dos sesiones.

2. Soluciones Naturales y Alimenticias

  • Alimentos ricos en L-Arginina: La L-Arginina es un aminoácido de origen natural presente en el arroz integral o las nueces, entre otros alimentos, que ayuda a elevar el flujo sanguíneo que necesita el pene para lograr una erección adecuada.
  • Plantas de herbolario: Existen plantas consideradas aptas para mejorar las erecciones tales como el Yohimbe, el Ginseng o el Ginkgo Biloba.

3. Pastillas y Medicamentos

Los medicamentos no son solución definitiva para la disfunción eréctil, ya que su efecto solo enmascara el problema de fondo. Y además, pueden ocasionar efectos secundarios adversos. Estas son las más populares.

  • Viagra (Sildenafilo). Se consume con una hora de antelación a las relaciones sexuales y produce el aumento del riego sanguíneo.
  • Cialis (Tadalafilo). Actúa al igual que la Viagra, con la diferencia de que sus efectos se dejan notar en apenas 30 minutos.
  • Levitra (Vardenafilo). Aunque menos conocidas estas pastillas de color amarillento, son unas de las más rápidas y actúan en aproximadamente 25-60 minutos.
  • Spedra y Stendra (Avafinil). Son fármacos que permite alcanzar una erección tan sólo 15-30 minutos después de su toma, lo cual supone una ventaja frente a la Viagra que tarda entre 30 y los 60 minutos.

4. Cirugía para la disfunción eréctil

La cirugía es el último recurso para tratar de combatir la disfunción eréctil causados por problemas de salud serios.  La cirugía que se lleva a cabo consiste en alguna de estas dos técnicas:

  • Implantar una prótesis dentro del pene.
  • Reconstruir las arterias dentro del pene para aumentar el flujo sanguíneo, o bloquear algunas venas que evacuan la sangre salga del pene, para lograr mantener la erección.

Implantes  para la disfunción eréctil

Se trata de implantes (en ocasiones hinchables) insertados en el pene que permiten que se alcance una erección de manera artificial. Existen dos tipos básicos de implantes de pene:

  • Hinchables. El implante consta de dos varillas que se pueden llenar con el líquido de un depósito colocado cerca de la vejiga. A medida que las varillas se llenan, el pene se erecta y se ensancha. Su principal ventaja es que el pene puede estar completamente desinflado cuando no hay líquido en las varillas, por lo que el implante de pene no se nota. La bomba para hinchar las varillas se colocan al lado d uno de los testículos.
  • No hinchable (o maleable). El implante maleable es una sola varilla que puede ser moldeada a mano para crear una erección.

Ambos tipos de implantes se insertan a través de una incisión debajo del pene, donde el pene y el escroto se unen.  Su principal riesgo es el de infección, que tiene lugar en, aproximadamente, 1 de cada 100 cirugías.

Cirugía de reparación de arterias para la disfunción eréctil

Este tipo de cirugía está indicada en el caso de pacientes con lesiones pélvicas, sin embargo, está aún en fase experimental. Muy pocos hombres son buenos candidatos para este tipo de cirugía reconstructiva (quedan excluidos, por ejemplo, quienes sufren de diabetes o presión arterial elevada) y su efectividad es a largo plazo, 2 años aproximadamente.

Además, la cirugía reconstructiva vascular es muy costosa, no asegura la curación definitiva, es técnicamente difícil y puede causar el acortamiento o entumecimiento del pene, la formación de tejido cicatricial con distorsión del pene y erecciones dolorosas.

5. Cambio de hábitos de vida

  1. Disminuye o elimina el consumo de cigarrillos
    Fumar de manera habitual produce el estrechamiento de los vasos sanguíneos e incide directamente en la potencia de tus erecciones.
  1. Mejora tu salud cardiovascular
    Aparte de comer muchos vegetales y frutas, siempre es recomendadle mantener tus arterias y venas en óptimo estado, observando cómo están tus niveles de colesterol, poseer unos buenos valores de tensión arterial se dará un buen funcionamiento de tus hormonas.
  1. Aumenta tu capacidad física y baja de peso
    Mantenerte activo y realizar ejercicio físico favorece la buena circulación y las buenas erecciones. Asimismo, el exceso de peso de contribuye a la disfunción eréctil, por lo que es recomendable eliminar los kilos de más. Cualquier deporte es bueno salvo el ciclismo, ya que el sillín de la bici puede causar daños en las arterias que llevan sangre al pene.
  2. Practica mucho sexo
    Puede sonar contradictorio, pero hay que intentar tener sexo de forma habitual, como medida preventiva, ya que estarás manteniendo contribuyendo a mantener en buenas condiciones tu pene.

Fuente: The international index of erectile function (IIEF): a multidimensional scale for assessment of erectile dysfunction

Bachelor of Science in Nursing (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)

Master of Science in Sexual and Reproductive Health (Universidad de Barcelona)