Saltar al contenido

Métodos para agrandar el pene

métodos para agrandar el pene

¿Que es bueno para agrandar el miembro masculino? Nuestro consejo para tener un pene más grande es que valores alguno de los siguientes 7 métodos para agrandar el pene.

Existen métodos naturales como los ejercicios, otros de riesgo como la operación y otros métodos que simplemente no funcionan, como las pastillas. Ni siquiera escuches a aquellos que dicen saber como agrandar el pené en 2 días, eso es sencillamente imposible. El verdadero agrandamiento del pene permanente es posible, pero requiere de tiempo y constancia.

Atención a estos consejosAverigua que es lo mejor para agrandar el pene, con sus pros y contras.

El método de los ejercicios

Los ejercicios que funcionan según mi propia experiencia con la guía Maestro del Pene PDF son una combinación de los siguientes técnicas y métodos para alargar el miembro masculino:

  1. Ejercicios jelqing: el método jelqing es un técnica que consiste en ordeñar el pene con los llamados jelqs, para aumentar el grosor y también su longitud.
  2. Estiramientos de pene: una técnica que sirve solo para mejorar la longitud.
  3. Ejercicios kegel: una técnica que sirve para aumentar la sangre que fluye hacia el pene.

Con los ejercicios de lo que se hace es incrementar el flujo sanguíneo en estado semi erecto, llevando sangre a todas las parte del pene, haciendo que fluya, expandiendo los tejidos, y forzando al pene a extenderse tanto en grosor como en longitud para tener una mayor capacidad de albergar todo el flujo sanguíneo.

Aquí tienes un vídeo demostrativo del tipo de movimiento que se hace en estos ejercicios jelqing.

El método de las “bombas de vacío”: un efecto temporal

Las bombas para el pene están dentro de las soluciones para hacer crecer el miembro de forma temporal. Con ellas se puede hacer crecer el pene rápido, pero los resultados no son permanentes, porque volverá a su tamaño normal una vez hayas acabado. El efecto de succión de la bomba de vacío llenará de sangre todo el pene. Sus resultados son aparentes durante aproximadamente 30 minutos – 1 hora.

Cirugía: una solución costosa y con riesgos

La cirugía para aumentar el tamaño del pene es la peor elección.

Tienes que someterte a un bisturí y tiene sus riesgos. La operación es muy cara y es posible que no de resultado, ya que la operación del pene solo aumenta el tamaño del pene flácido. Puedes por tanto considerar cirugía para aumentar el tamaño del pene tan solo en el caso de que estés muy convencido de poder afrontar sus riesgos.

  • Cirugía para alargar el pene. El procedimiento más común es cortar el ligamento que conecta el pene con el hueso de la pelvis. Esto permite que un poco más del pene, de media 1-2 centímetros, se vuelvan visibles fuera del cuerpo. Tras la intervención y para evitar que el ligamento se vuelva a encoger, es necesario el uso de pesas o extensores de pene durante 6 meses.
  • Cirugía para engordar: los procedimientos más comunes utilizan implantes de grasa, silicona o injertos de tejido para engrosarlo

Alargadores y extensores: eficaces pero lentos

Existen extensores para agrandar el pene que estiran el pene. Se han demostrado que funcionan si se utilizan durante el tiempo necesario (al menos durante 6 meses), alargando los ligamentos del pene. Solo sirven para aumentar la longitud, no aumentan el grosor.

El máximo que lo aumenta son 2 cm. Algunos chicos no soportan la tensión y abandonan el alargado porque les causa rozadoras en la base del pene. Lo complicado de estos alargadores es llevarlos todo el día puesto.

Hay que estar 6 meses en los que no puedes ir a trabajar o salir con amigos o hacer deporte.

Sus principales desventajas es que solo sirven para hacer el pene más largo, pero no más grueso.

El uso de pastillas o cremas

Personalmente no usaría pastillas. Si tomas las pastillas y no realizas los ejercicios estarás malgastando tu dinero sin haber conseguido agrandar el pene.

Estas pastillas funcionan SOLO TEMPORALMENTE, haciendo que se hinche el pene de sangre y que parezca más grande. Si puedes aprovechar el mayor tamaño temporal y la mayor cantidad de sangre para realizar ejercicios.

Antes de plantearte si quiera la posibilidad de tomar suplementos, considera mejorar tu alimentación con alimentos que ayudan a agrandar el pene naturalmente, mediante la mejora del flujo sanguíneo.

Las cremas por su parte son un absoluto desperdicio de dinero. Su acción vasodilatadora puede conseguir que tengas la sensación de tener el pene como más “hinchado”, pero no sirven para aumentar el pene de forma real y permanente.

El uso de pesas para el pene

Este método es de esas otras cosas para agrandar el pene que tiene su origen en las tribus africanas y asiáticas, y que consiste en la expansión de los tejidos cuando son sometidos a una potencia de tracción continua, específicamente los tejidos del ligamento suspensorio.

Esta tracción aplicada al pene es muy similar a la de los extensores de pene. La desventaja de las pesas, es que se trata de un dispositivo incómodo, que puede causar dolor, lesiones en el pene e incluso problemas de erección. Además, cualquier posible ganancia que se pueda obtener con las pesas, se verán reflejadas solo en la longitud, pero no en el grosor.

Conclusión

Cada uno de los distintos métodos para agrandar el pene tiene sus pros y sus contras. La cirugía es el que menos esfuerzos requiere, pero tiene pequeños riesgos y un coste elevado. Mientras que los alargadores y los ejercicios ofrecen resultados, pero no sin constancia y sacrificios. Si sigues mis consejos para agrandar el pene y eliges los ejercicios, obtendrás un resultado progresivo, eficaz, natural y garantizado.

Fuentes: